Este blog colabora con la revista El Maravedí

La revista El Maravedí, editada por la Asociación Cultural CASTILLA NOVA, es una publicación trimestral gratuita que también puedes encontrar en la web (elmaravedi.blogspot.com). Este blog colabora con la publicación de la revista. Visita la página de El Maravedí.

Gracias por tu colaboración

jueves, 15 de enero de 2009

Se ha presentado en Toledo el PARTIDO CASTELLANO (PCAS)


Este nuevo proyecto político, que nace con más de 300 concejales y alcaldes, ha sido presentado la mañana del sábado 10 de enero a la prensa en Toledo, con la presencia de varios dirigentes de los partidos políticos implicados en su creación y de algunos cargos públicos del nuevo partido.

El acuerdo de varias fuerzas políticas independientes, regionalistas, provinciales, castellanistas y de agrupaciones electorales y ciudadanas, ha cristalizado en la constitución del nuevo PARTIDO CASTELLANO (PCAS), proyecto político impulsado por TIERRA COMUNERA (TC), entre otras fuerzas políticas castellanas. Tras un año de reflexiones, debates y consultas, así como con la convergencia de otras formaciones y agrupaciones, surge el PARTIDO CASTELLANO (PCAS).

Este proyecto tiene un claro carácter castellanista y será aplicado al ámbito de toda Castilla, entendida como las 17 provincias y las cinco comunidades autónomas que la componen. Con el objetivo de incrementar los apoyos al nuevo proyecto político del PARTIDO CASTELLANO (PCAS), este adaptará su estructura organizativa al marco autonómico actualmente vigente, creando cinco estructuras territoriales autonómicas en cada una de las comunidades autónomas castellanas.

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) es un proyecto político nuevo, que no renuncia a la experiencia y al trabajo realizado por TIERRA COMUNERA (TC) y el resto de partidos que se han sumado al proyecto, pero que aspira a superar las limitaciones objetivas a las que se enfrentan por separado. El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) pretende:

· Construir una gran alternativa política castellanista, un proyecto político amplio, que integre a mucha más gente de quienes ahora constituyen por separado los distintos partidos que se han unido al proyecto, y que gane en afiliados y cargos públicos.
· Un proyecto dotado de los suficientes recursos necesarios para que su trabajo político sea eficaz y eficiente.
· La ambición de llegar a sectores sociales cada vez más amplios y de materializar una mayor penetración territorial, que permita más presencia en los medios de comunicación y en la sociedad, buscando la participación activa y voluntaria de aquellos castellanos que desean un futuro mejor para su tierra.
· Configurar una alternativa política real frente al bipartidismo empobrecedor del PP/PSOE, que tan poco hace por nuestras comunidades autónomas, con la vista puesta en los comicios municipales y autonómicos de 2011, a Cortes Autonómicas, a Diputaciones y a Ayuntamientos.
· Asumir con urgencia el uso de nuevas herramientas políticas, basadas en la hegemonía de las nuevas tecnologías y de las posibilidades que se abren a través de internet, que permitan que los ciudadanos estén continuamente involucrados e informados de la política cotidiana.
· Definir un proyecto político atractivo y participativo para el conjunto de nuestras comunidades, que rescate la acción interna plenamente democrática, donde afiliados y simpatizantes participen diariamente en el quehacer político, basado en la ética, la honradez y el servicio a la ciudadanía.

El nuevo proyecto político, el PARTIDO CASTELLANO (PCAS), no se limita –con ser importante- a proponer una alternativa castellanista; pretende construir un proyecto transformador para nuestra sociedad, eso sí, adaptado a la realidad del siglo XXI y basado en reivindicaciones imprescindibles para nosotros como:

· La paralización inmediata del Trasvase Tajo-Segura y el aprovechamiento del agua del Tajo en la generación de riqueza en su propia cuenca y en Castilla-La Mancha.
· La articulación social y territorial del espacio geográfico y humano de las cinco comunidades autónomas castellanas.
· El desarrollo de las infraestructuras viarias, de comunicaciones, educativas y sanitarias que la sociedad castellana reclama.
· La comarcalización, como estrategia de ordenación del territorio perfectamente adaptada a la realidad espacial de Castilla en general y de Castilla-La Mancha en particular.
· La denuncia de la corrupción en la política y la exigencia permanente de transparencia, ética y honradez en la gestión de lo público.
· El fomento de la participación de la ciudadanía en la política cotidiana y en el tejido asociativo.
· La lucha contra la despoblación y el envejecimiento de nuestro medio rural, optando por políticas activas que generen un futuro digno para nuestros pueblos.
· La preservación de nuestro medio ambiente y de nuestros espacios naturales y la articulación de un modelo de desarrollo más sostenible y menos contaminante.
· La puesta en valor de nuestro patrimonio cultural, histórico y artístico.